Desde el banquito químico…….

Posted on gener 29, 2007. Filed under: catarsis |

        Éramos unos críos, estábamos vivos. Creábamos nuestro camino, cada uno el nuestro pero todos juntos. Festivales, conciertos, manis, viajes improvisados, raves, noches largas, muy largas. Lo disfrutábamos todo, éramos libres. Mezclamos la ilusión con el veneno. Desde nuestro banco en el instituto, cambiábamos el mundo; estaba todo claro, no queríamos el camino marcado, queríamos crear el nuestro, llenarlo de vida y compartirlo. 

          Algunos se fueron, los que quedamos decidimos seguir adelante, seguir compartiendo. El veneno seguía presente y, ese fue el error. Confundió el veneno con la libertad, dejó de estar presente, escogió el veneno y lo antepuso a todo lo demás. Necesitaba sentirse vivo, el veneno era el camino rápido, pero no el fácil; eso lo comprendió tarde, muy tarde. El veneno distanció a los compañeros. Siempre tuvimos la esperanza de que volviera el amigo, el compañero; pero sólo veíamos el veneno.

        Las sensaciones cambiaban, necesitábamos crear ilusiones, pero él ya no quería cambiar, había encontrado su sitio, trapicheando encontró su espacio; nuevos colegas, gritaba que no quería sermones, había escogido el puto veneno. Cada uno pasó a su manera el cambio, lo fácil era distanciarse, pero seguíamos jurando que no íbamos a cambiar, lo escribíamos en las paredes, en las carpetas, en las mesas, lo gritábamos convencidos. Problemas de curro, de clases, se nos echaba de menos en casa, pero teníamos que vivir, experimentar, conocernos. Seguíamos vivos, nunca abandonamos.

         Era difícil hablar de él, era imposible hacerlo sin lamentarse, no teníamos derecho, era tan bueno como nosotros, o más. Simplemente, seguía escogiendo el veneno, fue su decisión. La intentábamos respetar. Pero llegaron las fiestas donde desaparecía, buscábamos a nuestro amigo pero él a nosotros no, sólo cuando había veneno. La culpa no fue del veneno, todos lo conocíamos, la culpa fue de las expectativas rotas, los caminos cerrados, los sueños que nos negaron, la sensación de que el límite estaba en nuestra mente y el instrumento era nuestro cuerpo.

         Cada vez éramos menos, hasta que ya no formábamos parte de lo mismo. Siempre parecía que volvía a nosotros pero era una ilusión, era el mismo, pero ya no era igual; las viejas ilusiones ya no estaban presentes, cambió los sueños por desidia y veneno. Nunca quisimos adoctrinar, pero dejó de ser él. Siempre será nuestro hermano, lloramos muchas veces. Él, lloró muchas más pero tenía su veneno; tal vez entonces, fue cuando dejó de luchar o cuando nosotros le fallamos.

           Los demás empezamos a buscar nuevos caminos, cada uno el suyo, pero siguiendo nuestros sueños. Valió la pena viajar, aprender y, sobre todo, valió la pena luchar. Sin miedo a perder ni a destruirse, nunca olvidaremos lo que queremos, cada uno a su manera. Y, algún día lo volveremos a encontrar, tal vez un susto, una fiesta demasiado larga o simplemente, una reflexión. Compañero, se te echa de menos, necesitamos saber que aquel referente de libertad no se equivocó. Que sólo decidiste probar otros caminos, que sólo eran buenos para ti y no te podíamos acompañar. En nuestro billete todavía pone, hasta el final!!!!!!!!!!.

Javi Hernàndiz.

                                                                                                                                                                             

Make a Comment

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s

Una resposta to “Desde el banquito químico…….”

RSS Feed for Zarabanda València Comments RSS Feed

Es un articulo muy interesante ,lleno de madurez y con un toque de ingenuidad, fresto y joven, y me ha sorprendido gratamente ya que refleja que existe gente que valora la amistad y se implica en los problemas de los amigos y entiende muy bien que el “veneno”, no es vida y que hay muchos caminos por decubrir, y siempre queda la esperanza estando ahi de volver a encontrar al amigo y volver a intentarlo. Animo escribes muy bien


Where's The Comment Form?

Liked it here?
Why not try sites on the blogroll...

%d bloggers like this: